Saltar al contenido

El significado de 5 dichos populares, ¿de dónde vienen?

Lavarse Las Manos

Los dichos son expresiones que se utilizan habitualmente para hacer referencia a una situación o comportamiento de nuestra vida cotidiana. Se utilizan tanto que, a veces, no sabemos de dónde vienen pero que de todas maneras entendemos lo que nos quieren decir, como por ejemplo: matar el gusanillo, coger una turca o naranjas de la china.

Así que manos a la obra, vamos a ver de dónde salen algunas de las palabrejas y coletillas al final de frase más utilizadas en el habla hispana. Son 5 dichos y sus orígenes:

1. Me he puesto las botas

Este dicho hace referencia a sacar provecho de algo o lograr algo que no es de gran interés o nos conviene. Enriquecerse o aprovecharse sería la palabra más adecuada para este dicho. El origen real viene de que las botas, en tiempos antiguos, eran un distintivo de clase social ya que solamente los caballeros que las llevaban puestas eran lo que tenían riquezas. Las botas eran diferentes que los zapatos ya que éstos últimos eran para la gente de clase media o baja de condición bastante humilde. No digamos ya aquellos que no aspiraban ni a obtener un calzado.

2. Dar el pego

Esta frase figurada que utilizamos hoy en día muchos de nosotros no es más que una referencia al engaño. Cuando alguien está dando el pego, por ejemplo, quiere decir que nos está mintiendo o falseando algo que no es. Algo falso. Otro ejemplo sería que vas con un bolso que parece de louis vuitton pero comprado en el mercadillo: pues estás dando el pego con el bolso.

Mira esto:  10 Frases Célebres sobre la Mujer

Ahora bien, el sustantivo «pego» proviene de los juegos de naipes y es la técnica que se utiliza para engañar y hacer trampa al pegar con disimulo dos cartas. En los albores de este juego, algunos tramposos lo que hacían era untar con una especie de pegamento los laterales de los naipes. Así, se presionan las 2 cartas y el «pego» hace su función, haciendo que se vea a los ojos de los demás jugadores una sola carta.

3. Meter la pata

Cuando decimos que hemos metido la pata en algo, quiere decir que «la hemos cagado», otro dicho. O sea, que hemos hecho algo inoportuno o algo mal con la situación o en algún trabajo, incuso contándole a alguien algo que no deberíamos. Las expresiones más comúnes son: «he metido la pata» o «la he cagado».

Hace mucho tiempo, el «meter la pata» era como una ofensa o un insulto. La referencia histórica se encuentra en un pueblo de Aragón (Sestrica) dónde el día de San Antón se sacaban los caballos para acompañar a la imagen del Santo. Por aquel entonces, a los que les tocaba guiar a los caballos tenían que adentrarse en el barro del camino y al caminar, metían tanto los pies los hombres, como las patas los caballos en aquellos terrenos fanganosos. Por eso, la gente se decía «tú eres de los que vas a meter la pata», como un insulto degradante.

4. Lavarse las manos

Esto no es la higiene que practica la mayoría de la gente antes de las comidas. Quizás se utiliza más en el trabajo cuando alguien «se lava las manos» de los problemas y los evita. Descartar ese problema que hay que resolver y huir de cualquier tipo de responsabilidad es «lavarse las manos».

Mira esto:  10 Frases célebres sobre los errores cometidos

Lavarse Las Manos

Para encontrar el verdadero significado hay que remontarse a La Biblia, dónde Poncio Pilato no sigue la tradición popular de lavarse las manos delante de las gentes del pueblo para demostrar su inocencia ante el crimen que se le atribuía. En latín, Lavi inter innocentes manus meas, frase que se incorpora a la misa habitual.

5. Se ha descubierto el pastel

Cuando una cosa que se mantenía en secreto o estaba oculta sale a la luz y se descubre, entonces decimos que se «ha descubierto el pastel». Se descubre la trampa o el juego sucio.

Luego, si te preguntas que por qué el pastel y no un donut o el gato, entonces hay que adentrarse en los orígenes históricos de la frase.

Hace siglos, el pastel no era como lo conocemos ahora, sino que era una empanada de hojaldre que contenía carne picada o pisto. Los panaderos o pasteleros de aquella época, conociendo el valor en dinero que tenía la carne, solían adulterar el contenido del pastel, por lo que la gente al descubrir la fullería o trampa les decía a los pasteleros: «hemos descubierto el pastel». Hoy día, esto es algo habitual como cuando inyectan agua en los melones o sandías para que pesen más, o bien, incorporan garbanzos en las mezclas de frutos secos, pues son más baratos y les pagarán por peso total.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (23)

Avatar De Jamari Leal

«¿Y qué hay de ‘echar una mano’? ¿Literalmente estamos desmembrando cuerpos? 🧐»

Responder
Avatar De Felisa Rebollo

No seas tan literal, amigo. «Echar una mano» es solo una expresión para ayudar. No estamos desmembrando cuerpos, simplemente estamos colaborando. Relájate un poco y deja de buscarle tres pies al gato.

Responder
Avatar De Olalla

¿Soy el único que piensa que «lavarse las manos» no debería significar no responsabilizarse? 🤔😅

Responder
Avatar De Reyes Valencia

Jajaja, definitivamente no eres el único. Parece que algunos olvidan que lavarse las manos es solo una parte de mantener la higiene personal, no una excusa para evadir responsabilidades. ¡Asumamos nuestras acciones y dejemos de buscar excusas absurdas! 💪🚫🙌

Responder
Avatar De Pamela Bueno

Opinión controvertida: ¿Quién dice que no podemos ponerse las botas con las manos lavadas? 🧐🍽️🧼 #Patasalcubo #DichosDesafiados

Responder
Avatar De Iván Amores

¿Pero qué pasa con el dicho «Estar en las nubes»? ¡Eso también tiene significado!

Responder
Avatar De Pascua

¡Claro que tiene significado! «Estar en las nubes» se refiere a estar distraído o ausente, no literalmente volando. No confundamos los dichos populares con la realidad. ¡Relájate y no te tomes todo tan literalmente!

Responder
Avatar De Abril Lloret

¿Y qué hay de «Estar en las nubes»? ¿Es sobre astronautas o drogas? 🤔

Responder
Avatar De Noé Santos

«No necesariamente. «Estar en las nubes» es una expresión que significa estar distraído o pensando en otra cosa. No todo tiene que ser sobre astronautas o drogas. 😉»

Responder
Avatar De Nicolás Ruiz

¡Estoy en desacuerdo! El artículo olvidó mencionar «echar leña al fuego». Es un dicho muy popular.

Responder
Avatar De Keira Yague

Wow, nunca pensé que el origen de los dichos populares fuera tan interesante. ¡Increíble!

Responder
Avatar De Otilia Huertas

«Me he puesto las botas» es literal. Me pongo zapatos todos los días, ¡no significa comer mucho!

Responder
Avatar De Haimi Rivera

¿Y qué pasa con «echar una mano»? ¿De dónde viene ese dicho? 🤔

Responder
Avatar De Brent

No puedo creer que no incluyeran «poner los cuernos» en esta lista. ¡Es un clásico!

Responder
Avatar De Theo Martorell

No todo el mundo tiene los mismos gustos y perspectivas. Lo que puede ser un clásico para ti, puede no serlo para otros. La lista es subjetiva y se basa en diferentes opiniones y criterios. Respetemos las diferencias y disfrutemos de la diversidad de opiniones.

Responder
Avatar De Euken Varela

¡No entiendo por qué «Meter la pata» significa cometer un error! ¿Alguien tiene una explicación lógica?

Responder
Avatar De Kavya Baez

Pues, amigo, el lenguaje no siempre tiene que ser lógico. «Meter la pata» es una expresión coloquial que simplemente se ha arraigado en nuestra cultura. Así que, más vale aceptarlo y disfrutar de las peculiaridades de nuestro idioma. ¡No te compliques tanto!

Responder
Avatar De Joss

¡Vaya, nunca me imaginé que me he puesto las botas se refiriera a comer! 🤔

Responder
Avatar De Idona

¡Vaya! Nunca me imaginé que meter la pata tuviera relación con los caballos. ¡Curioso!

Responder
Avatar De Estanislao

¿Y qué tal si el origen de estos dichos es simplemente la imaginación colectiva? 🤔

Responder
Avatar De Genaro Afonso

¡Quién se pone las botas en pleno verano! Yo más bien me pongo las chanclas.

Responder
Avatar De Ángel

Cada uno tiene sus gustos, amigo. Algunos preferimos el estilo y la comodidad de las botas durante todo el año. ¡Atrévete a probarlo y verás cómo te sorprendes!

Responder
Avatar De Debra Peñalver

1. Me he puesto las botas: ¡Qué curioso! Siempre pensé que se refería a comer mucho, pero resulta que tiene otro origen.

2. Dar el pego: No tenía ni idea de que esta expresión venía del teatro. ¡Increíble!

3. Meter la pata: Jajaja, quién no ha metido la pata alguna vez. Me encanta saber el origen de estas expresiones.

4. Lavarse las manos: Pensé que era simplemente una expresión, pero resulta que viene de la Biblia. Interesante.

Responder