Top 10 Los Peores Selfies de la Historia

El selfie es una versión moderna de las primeras capturas de pantalla que la gente se hacía con su webcam en la época de los años 90. Vamos, la autofoto de toda la vida. Lo que pasa que antes salía todo borroso porque con medio pixel no se le podía perdir más calidad a la cámara, y luego, si intentabas manipular la foto con filtros, nadie sabía que eras tú. Y en vez de pasarlo por las redes, pues te creabas un avatar para un foro o lo imprimías. Yo lo viví así, y así te lo cuento.

El selfie ha avanzado mucho, tanto, que se ha convertido en la herramienta hedonista o enfermedad por excelencia de nuestra tecnología actual. Es la representación más gráfica y cutre de nosotros mismos. Es como si en el espejo de tu casa, cada vez que te miras, pudiese pulsar en el cristal el botón de “compartir”. Así, te pasarías horas probando posturas para ver qué perfil, ropa, jeto, peinado….te queda mejor. Pero resulta que no es para tú quedarte bien, sino para mostrárselo continuamente a los demás (que no les importa ni un pimiento, a fin de cuentas)

Ha medida que han salido nuevos apps, los selfies se han popularizado en cantidad y en calidad. Esto quiere decir, que se ha mejorado la forma y la presentación e incluso que mucha gente se ha vuelto experta en esto de hacerse autofotos. Sin duda, todos hemos caído en la tontería alguna vez y cada gana más adeptos. ¿No me digas que te haces selfies a menudo? Pues no pasa nada, es normal.

Lo que no es normal es este top 10 de los peores selfies jamás creados, es decir, personas que en su día decidieron hacerse un selfie y no acertaron mucho con la ocasión y fueron coronados como lo peor que se ha visto en el arte de la autofoto. ¿quieres verlos?.

1. MamiFace

El Mamiface es el selfie que se hace una persona tranquilamente y deja que su pequeño animal mamífero trepe por encima y se ponga delante a chupar cámara. La fusión es inevitable y te conviertes en un simple mamiface. He aquí un ejemplo de ello:

El MamiFace

Cortesía de: thechive.com

2. Impacto Justino Bieber

Este tipo de selfie es aquella foto que justo en el momento que te lo haces estás totalmente impactada por la presencia de un famoso, en este caso, Justin Bieber. Entonces, aquí la chica elemento se ha quedado con la misma cara que cuando lo ha visto y seguidamente como no podía abrazarse se ha querido hacer un selfie. Lo peor: se olvidó de retirar su carita de asombro.

impacto justino

Cortesía de: complex.com

3. Descubriendo Black XXX

No voy a comentar nada acerca de esta foto. Simplemente, mírala con detalle y observa su entorno. Tu cerebro trabajará solito para sacar su propia conclusión.

selfie black xxx

4. Llorera Selfiana NON STOP

Esto merece un estudio científico. Una persona llora y mientras llora se hace selfies. Entonces, se mira en el teléfono y se ve a ella misma llorando y con cara triste y deprimida lo cuál le incita a llorar más. Al llorar más, de nuevo, se hace un selfie y así hasta el infinito. Por favor, saca un pañuelo en vez de un smartphone del bolsillo. Tengamos un poco de criterio, por favor.

La llorica Selfiana

Cortesía: izismile

5. Entierro Feliz, Selfie Feliz

Hay gente dispuesta a hacerse un selfie hasta en los eventos más serios como suele ser un funeral. Yo tengo varias teorías para evitar pensar que esta chica es familiar de la persona fallecida. Es decir, prefiero pensar que el que se muere es su enemigo, un vecino cojonero, o bien, que tiene que justificar en el trabajo que ha ido a un entierro y se lo pasa por whatsapp al jefe. Por último, también puede ser que el fallecido dijese que su última voluntad fuese una ceremonia alegre y social. Yo que sé, pero todo menos que esta chica sea tan inepta como para desenfundar su celular delante del ataúd de un familiar. ¡Por el amor de Dios!

Happy Goodbye Selfie

Cortesía de: viralnova.com

6. El Selfie de Polar Express

En un principio, todo parece normal. El chaval se hace un selfie mientras pasa algo con un pie. ¿Y si yo te dijese que este chico se estaba arriesgando a recibir el mayor “regalito” de la historia de los selfies? Pues bien, primero mira la foto y luego mira el vídeo adjunto y te algo te recordará a Polar Express.

La Patada Selfie

Cortesía de: mashable.com

7. Mamá Fail Selfie

Recuerda que los principios básicos de un selfie es ser uno mismo. Luego, que salgas solamente tú, o si no con amigos. Si decides hacerte un selfie para mostrar tu cuerpo de una forma sensual, es mejor evitar que salgan complementos indeseados que echarán a perder tu gran obra maestra.

Fail Selfie Sensual

Cortesía de: wittyandpretty.com

8. No olvides a Gollum en tu Selfie

Después de largos meses de gym, ha llegado el momento de presentarte a los demás para mostrar el resultado de tu esfuerzo. Tu musculatura está a punto de ser elogiada y te preparas para hacerte un selfie que triunfará con todas tus amigas este verano. Pero, de repente, te descuidas de algo. La cámara hace una foto más grande de lo normal y aparece Gollum a tu lado intentando defecar tras una noche de buenos chupitos con Frodo y Sam.

Selfie de GollumCortesía de: thechive.com

9. ¡Menudo par de chicas!

A ver: o haces un selfie normal o uno gracioso. Pero si crees que un selfie sexy haciendo tuerking va a motivar a tus amigos de esta forma, entonces es mejor que no invites a tu abuela a la fiesta. Ya sé que ellos también son modernos pero hay que pensar que lo único a lo que puede aspirar esta foto es a situarse en el top de selfies malos.

Vaya par de ChicasCortesía de: funnie.st

10. El origen del Selfie

He aquí la prueba de la primera persona de la historia que consiguió hacerse un selfie sin querer. A raíz de un evento deportivo en Sochi, una señora desenfundó su cámara de fotos digital de 5 megapíxeles y quiso fotografiar a un equipoi de hockey. Disparó con el botón y el resultado fue: ¡un ojo! En la foto se puede comprobar el mecanismo utilizado por dicha señora y cómo quedó su primera prueba. Luego ya, con el tiempo, fue alejando la cámara hasta conseguir ver su cabeza entera.

El Origen del Selfie

Deja tu comentario