Super Nintendo – 20º Aniversario 1992-2012

Hace ya muchísimo tiempo que nos conocimos, justo ahora 20 años que la vi por primera vez en un centro comercial. Ella lucía un aspecto moderno, fresco y dejaba encadilado a cualquiera que pasaba y la miraba disimuladamente. Incluso muchas chicas la encontraban hermosa también. Y es que su tacto era muy suave cuando la tocaba.

Al final, se quedó a vivir en mi casa y hasta entonces hemos pasado la vida juntos, de casa en casa, con días buenos y días malos y bajo la amenaza de una separación que nunca llegó afortunadamente. Y es que el amor incondicional es difícil de superar. Ella me dió largas horas de diversión y entretenimiento. Me presentó mundos maravillosos llenos de color y personajes muy característicos: algunos con gorra y mono de trabajo, otros con kimonos e incluso, aunque parezca increíble, pequeños dinosaurios y monos caprichosos.

Fue la envidia del barrio y alguna vez me ocasionó peleas amistosas con la panda del puercoespín que me retaban una y otra vez para ver quién tenía la más bella y hermosa.

Cuando pasó el tiempo, tuvimos nuestra rachas malas e incluso llegamos a separarnos, pero al cabo de los años nos hemos reconciliado y cada día nos miramos en el comedor de casa como dos abuelitos que han visto pasar generaciones ante sus ojos.

SNES Super Nintendo - 20 Aniversario

¿Te gustó la historia de amor? Pues sí, es falso decir que sólo ocurre entre personas. Ocurre con animales, paisajes, coches y máquinas que te acompañan durante tu vida y que te dejan un recuerdo de grandes momentos vividos imposibles de olvidar.

Pues con la SNES me pasó eso, como a los más jóvenes de la web les pasará con la PS2, la NDS o la propia XBOX. Y es que en una época en la que todavía sorprendían muchas cosas, fue fantástico ser de los primeros que vió y acabó Super Mario World, Zelda Link to the Past, Dragon Ball Z o el mísmisimo Street Fighter II.

Era una locura. Parecía que te llevabas las máquinas de los salones recreativos a casa. Y lo mejor es que podías jugar al mismo juego durante meses. No había dinero para más. Los que se sientan identificados sabrán de lo que hablo: esperar a navidades, al cumpleaños, a la comunión o a las notas del cole para que tus padres pudiesen comprarte un cartucho de Super Nintendo.

Y esto se perdió. Los cartuchos ya son historia, incluso ya los son los CD o los DVD. Los más jugones de hoy pierden poco a poco el soporte físico: esa caja, con su carátula, sus instrucciones, su garantía y una pegatina extra.

Con el falsen de hoy, quiero rendir tributo a una de las videoconsolas que marcó el futuro de los juegos y que consiguió quedarse en un hueco de nuestras memorias. Nunca me he deshecho de ella, la mantengo en su caja como nueva, la cuido como el primer amor de mi vida.

A pesar de que en Japón llegó en 1990 (conocida como SuperFamicom), no fue hasta Abril de 1992 cuando llegó a una España dominada por ordenadores de 8 y 16 bits y la família Sega, y más tarde a otros países latinoamericanos. Esta semana se cumple el 20º Aniversario de la Super Nintendo y que mejor que felicitarla por su estado de conservación.

¿Te acuerdas de ella?

 

Deja tu comentario