Su Hijo de 9 Años la Denunció por Hacer Esto Con Él

Un pequeño niño de 9 años ha sido lo suficientemente valiente para atreverse a denunciar a su madre con la policía, acusándola de hacer algo con él que lo ponía en un grave peligro, al igual que a ella. Esta historia nos habla de lo importante que es ser valiente e inteligente en los momentos cruciales.

Este niño se encontraba junto con su madre en su auto, la cual iba manejando no solo a alta velocidad, sino alcoholizada. Esto asustó mucho al pequeño que sin pararse a pensar que se trataba de su madre, vio por su salud y la de ella, y llamó al 091, número de emergencia de Canadá, con el fin de recibir ayuda. Como puedes ver en este caso es el niño quien cuida de ambos, y no al revés, como debería de ser.

El hijo que denuncia a su madre

Aunque no habló con la operadora en ese momento, y la llamada se cortó poco después, el servicio de emergencia rastreó el número y le devolvió la llamada al niño, momento en el que el pequeño contestó y comenzó a contar lo que pasaba.

Gracias a los datos que el pequeño le dio a la operadora, pudieron dar con ellos. Una patrulla de policía llegó hasta ellos para detener el auto y a su madre al volante. La policía descubrió no solo que el niño tenía razón en lo que indicaba: su mamá estaba manejando alcoholizada, sino que encima de todo, la mujer seguía bebiendo al volante.

“Pese a estar muy asustado y preocupado, tanto por su mamá como por él, el niño pudo explicar todo lo que ocurría con precisión. Pudo dar su nombre completo a la operadora, de dónde venían y hacía dónde se dirigían. De esta forma que muy fácil y rápido dar con ellos a tiempo”.

Con esto la madre del niño comenzará el proceso legal al que se ha hecho acreedora por tales faltas, y aún se desconoce la pena que tendrá que pagar. Las investigaciones han iniciado, y aunque la mujer aseguraba que no había tomado más de dos copas, se ha podido comprobar que el nivel de alcohol en la sangre era realmente alto, mucho más arriba del permitido legalmente para conducir.

Por su parte, el niño fue llevado con su padre, para que se encuentre bajo su cuidado durante todo el proceso legal.