Iniciativa 2045 – La Llave de la Inmortalidad

La Iniciativa 2045No sé por dónde empezar a explicar esto. La pregunta,¿has visto la película Avatar? Pues eso es lo que se pretende conseguir a medio plazo, y cuando digo a medio plazo es de aquí unos 20 o 30 años.

La historia empieza en Dmitri Itskov, un empresario ruso millonario que se ha obsesionado con llevar a cabo un proyecto muy difícil: vencer a la muerte. Bueno, a pesar de los avances de la biotecnología y la muerte de tejido biológico, digamos que a la muerte no se vence: el cuerpo muere pero mantendremos nuestra conciencia en otro espacio, sea robótico o en forma de holograma.

Vamos, que con la pasta que tiene el ruso y sus contactos, ha enviado unas cartas a los más ricos del planeta solicitando la ayuda al proyecto Iniciativa 2045, algo que pretende agrupar a los mejores científicos en informática, cibernética, robótica, nanotecnología, medicina, neurobiología y física entre otros. Esto me está recordando a una serie de televisión, pero bueno, prosigamos con el artículo.

En resumen, esta agrupación de personas va a desarrollar un modelo estable de transferencia de la conciencia humana a un soporte que no sea el propio cerebro. Esto quiere decir que antes de morir biológicamente, puedes transferir tus conocimientos, experiencia y sentimientos en formato binario a otro cuerpo y volver a empezar de una forma no-humana.

De momento, el proyecto se divide en 3 fases: la primera acabará en el 2020 y se pretende crear un prototipo de robot humanoide que responda a las órdenes cerebrales. Hasta aquí no parece tan descabellado. En el campo de la medicina cibernética ya hemos visto prótesis de gente que ha perdido un brazo o una pierna y llevan una ortopédica que es capaz de responder a los impulsos eléctricos del cerebro.

Vale, en cuanto a robótica la fase puede estar superada, aunque el ruso va a tenr que llevarse bien con DARPA, el aparato de investigación, desarrollo e inteligencia militar de USA para compartir los prototipos humanoides:

Conseguir desarrollar todo un robot y “enchufarlo” a nuestro cerebro para dirigirlo no es sencillo, pero tampoco imposible. Aunque bueno, los japonenes llevan años y años desarrollando robots a lo Star Wars y ninguno se mueve con demasiada soltura. La verdad que si lo consiguen lo que habrá triunfado será la ingeniería. Bastante tenemos con que el cacharrito Mars Curiosity llegue a Marte sano y salvo y podamos hacer que sus ruedas giren.

conciencia humanaLa segunda fase de la Iniciativa 2045 es conseguir la extracción de un cerebro humano, como si fuese un transplante, y mantenerlo “vivo” conectado a otro modelo de robot. Vamos a ver quién se presenta voluntario porque la cosa se complica. Me veo a la gente rollo Futurama o Mars Attack, con las cabezas cortadas metidas en un recipiente de cristal a la espera de ser “transferidas”.

Bueno, esta segunda fase ya la veo complicada. Primero, porque el cerebro humano no está estudiado al 100% y su supervivencia fuera del cuerpo no es baja, es bajísima. Además, creo que habría que ver si la medula espinal debería conservarse y añadirse al robot puesto que es una parte vital de nuestra existencia. Además, esto comporta un conflicto ético, moral y religioso hasta la fecha nunca visto. Si se da el caso, el cerebro sobreviviría a la muerte del cuerpo, y en definitiva, a la muerte biológica.

Y, ¿esto no se ha hecho ya? Claro que sí. En la oscuridad de los tiempos de guerra, la competencia ruso-americana y la revolución industrial, en el siglo pasado, algunos doctores intentaron transplantar cabezas de animales (y seguro que de personas). Lograron mantener viva la cabeza de un perro insertada en el cuerpo de otro perro, pero la operación no tuvo éxito. La cabeza despertó y respondió a algunos estímulos pero tras unos minutos el animal murió.

Lo que he contado parec ciencia ficción pero no lo es. Tan sólo hay que buscar información sobre el doctor Robert WhiteVladimir Demikhov. Ambos personajes realizaron avances “horribles” en la cirujía por decir algo. Además, existen vídeos en youtube que relatan sus hazañas.

Os aviso que son bastante fuertes y si eres una persona sensible te afectará muchísimo. Si eres un “científico loco” y curioso: Vídeo 1 (Demikhov) y Vídeo 2 (R.White). Sólo dejo los enlaces porque no quiero ni insertarlos….y si los ves, entonces ahora piensa en rebanarle la cabeza a un donante de órganos a unos minutos de morir y hacerle algo similar con unos cables, electródos y lo que haya en el 2025.

La última fase se sitúa el año cumbre 2045, cuando además de extraer el cerebro y estabilizarlo, transferimos la información completa a un soporte informático y que no dependa de un robot físico, sino de un avatar holográfico. Es como meternos en Matrix pero de verdad. Me crean un Second Life dentro de un ordenador conectado a una MegaNet que es capaz de reconocerme como usuario y darme la capacidad de conciencia y creación de mi YO…sin alma ni corazón, pero almenos con un nick con avatar.

¿No suena mal, verdad? Imagínate a más de uno diciendo que quiere vivir dónde nunca pudo, o que le pongan el escenario de Mario Bros o en la Mansión Playboy….o que le pongan conectado con su ídolo musical (si murió en la era 2045, claro).

dalai lama 2045 initiative

Esto es de locos pero Dmitri Itskov ha sido listo y se lo ha ofrecido a quién puede tener ideas locas y extravagantes derrochando el dinero: a los ricos, riquísimos y a los grandes pensadores espirituales del planeta como lo es el Dalai Lama. Piensa que la idea de morir y dejar sus posesiones materiales les aterroriza (a los ricos, no al Dalai) y la muerte es algo que infunda respeto y un completo reto para el ser humano, sobretodo el occidental.

Dicen que a las máquinas sólo les falta la IA (Inteligencia Artifical), pero ¿y si se la acabaremos proporcionando nosotros mismos? Y a partir de aquí tanda de dudas, cosas que no cuadran, esperanzas, trolls y discusiones sobre el tema. El debate ya está servido.

Personalmente, creo que hay muchos impedimentos para llevar a cabo este proyecto, ya no sólo científicos (que tendrán que avanzar mucho en una situación de crisis económica generalizada que durará años), sino a un nivel superior. Pienso que el Universo como tal, tiene una sola dirección, un sentido y, por supuesto, la respuesta final de todo lo existente, por encima de cualquier Ley Física y Religión. Frenar la muerte es retrasarnos en completar nuestro propio ciclo y resolver por fin los misterios de la vida. Además, si no están los que te quieren a tu lado, ¿de qué sirve ser inmortal? Son muchas las dudas.