La falsedad del Priorato de Sión y sus conspiraciones

Desde que salió a la luz El código Da Vinci del genio Dan Brown, fueron muchos los que tomaron por cierto el hecho de que El Priorato de Sión no solo fuera el receptor de la sangre real de Jesús de Nazaret sino que fuera algo más que una simple sociedad secreta. Es más, la gente llegó a pensar que dicho priorato era un grupo que movía los hilos del planeta. Sin embargo, nada más lejos de la realidad.

A pesar de que entrar en detalles sería muy arduo e, incluso tedioso, hay que decir que el Priorato de Sión no tiene la antigüedad que dice tener. De hecho es un invento moderno. Un invento del siglo XX. Y es que a mediados de la década de los 50, Pierre Plantard y Philipe de Cherisey fundaron lo que hoy conocemos como Priorato de Sión.

los masones

Una fundación que, la verdad sea dicha, no se hizo al azar. Se cuidaron mucho de buscar documentación histórica con el objetivo de mezclar fechas, nombres y grupos como los Templarios para, a partir de un extraño cóctel, conformar su historia. Una historia que pretendían fuese prodigiosa aunque todo se sustentaba sobre unos cimientos absolutamente falsos.

Conspiración, Leyendas y Falsedades sobre el Priorato de Sion

A día de hoy es un delirio pensar que el grupo de Pierre Plantard, monárquico y de extrema derecha, fuera el precursor de los Caballeros de la Orden del Temple. Incluso los nombres de sus grandes maestres son una aberración histórica. Unas aberraciones que aparecen reflejadas en lo que ellos tuvieron a bien denominar los Dossiers Secrets los cuales fueron ocultados de forma muy hábil en la biblioteca nacional de París para que alguien, y de hecho así fue, los hallase y comenzase a crear una fábula que daría mucho de qué hablar.

dossiers secrets

Pero a los historiadores no se les engaña tan fácilmente, y éstos, tras analizar los textos llegaron a la conclusion de que eran más falsos que un fuera de juego en un futbolín. Pierre Plantard dijo que los manuscritos que justificaban la existencia de Sion los había encontrado el padre Berenger Saunière que los encontró de casualidad reparando su iglesia. La verdad de todo es que fue Philipe, el amigo de Pierre, quién se encargo de falsificar y recrear los documentos al detalle y así se inventó un linaje de leyendo que mostraba a franceses y algunos personajes como descendientes directos del Priorato de Sión.

Además, la estafa fue en aumento ya que Pierre dijo que el Priorato se fundó en 1681 y esto proporcionó cancha para desarrollar diferentes actividades y agrupar adeptos (como los del Movimiento de los Santos de los Últimos Días) durante un largo tiempo hasta que la justícia le pasara factura.

La mentira al descubierto

A pesar de todo, este grupo tuvo cierta repercusión a nivel nacional, en Francia. Tal fue así, y tal fue la magnitud de la bola de nieve que se creó que, incluso, el bueno de Pierre Plantard se adjudicó el derecho de devolver la monarquía a Francia en donde él sería el legítimo sucesor de la estirpe merovingia. Un delirio de grandeza que, como no podía ser de otra manera, terminó en los tribunales. Exactamente en el año 1993, cuando el juez Thierry Jean-Pierre decide declarar culpable al señor Plantard. Una culpabilidad que no tuvo pena ya que dicho juez, en cierto modo, se apiadó de él. Incluso llegó a decirle: “Por favor, no haga perder el tiempo a la justicia”.

jesus y maria magdalena

Plantard vivió oculto y en el anonimato tras el cese de las actividades promocionales de Sion hasta el año 2000, fecha en que murió. A pesar de todo esto, en la actualidad todavía hay muchas personas a las que la duda les asalta sobre la veracidad o parte de la historia sobre los descendientes de Cristo y las conspiraciones que envuelven nuestra propia historia. Es más, a la muerte de Plantar, éste dejó una lista de los grandes mestres de forma cronológica y fijó unos objetivos que ya estaban establecidos en los falsos documentos:

  • Jean de Gisors (1188-1220)
  • Marie de Saint-Clair (1220-1266)
  • Guillaume de Gisors (1266-1307)
  • Edouard de Bar (1307-1336)
  • Jeanne de Bar (1336-1351)
  • Jean de Saint-Clair (1351-1366)
  • Blanche d’Évreux (1366-1398)
  • Nicolas Flamel (1398-1418)
  • René d’Anjou (1418-1480)
  • Yolande de Bar (1480-1483)
  • Sandro Botticelli (1483-1510)
  • Leonardo da Vinci (1510-1519)
  • Charles de Bourbon (1519-1527)
  • Ferrante Gonzaga (1527-1575)
  • Ludovico Gonzaga (1575-1595)
  • Robert Fludd (1595-1637)
  • Johann Valentin Andreae (1637-1654)
  • Robert Boyle (1654-1691)
  • Isaac Newton (1691-1727)
  • Charles Radclyffe (1727-1746)
  • Charles Alenxadre de Lorraine (1746-1780)
  • Maxilian Franz von Habsburg-Lothringen (1780-1801)
  • Félix María Calleja (1801-1818)
  • Víctor Hugo (1818-1885)
  • Claude Debussy (1885-1918)
  • Jean Cocteau (1918-1963)
  • Pierre Plantard (1963-2000)

mestres del priorato de sion

Para finalizar, y si has seguido leyendo, un detalle sobre los últimos objetivos que se establecieron antes de la muerte de “el fundador real”:

  • Se tendría que fundar un Santo Imperio Europeo que se pasaría a ser la siguiente superpotencia y establecería las bases de promoción de un nuevo orden mundial de paz y prosperidad.
  • Deberá suplantarse la iglesia católica romana por una religión estatal ecuménica y mesiánica, gracias a los cambios que supuso la revelación del Santo Grial y el Testamento de Judas, que refleja la verdad sobre los seguidores de Juan el Bautista y que saca a la luz pública la lista de los descendientes de Jesús y María Magdalena.
  • En Israel, deberá instaurarse la monarquia, proclamando Rey del Gran Israel como descendiente de David.

Si quieres más información sobre este tema: http://crono-historia.blogspot.com.es/2008/06/priorato-sion-descendencia-jesucristo_07.html

Deja tu comentario