Conspiración: Proyecto Trap Wire para usar en las redes sociales

Cuando hablamos del mundo de la conspiración, al menos dentro de lo que llevamos de siglo XXI, no tenemos más remedio que girar la vista hacia un grupo de personas que, para desgracia de muchos, está desvelando un gran número de secretos que son realmente incómodos para ciertos gobiernos del planeta. El grupo al que nos estamos refiriendo es Anonymous cuyo uno de los últimos secretos revelados es el conocido Trap Wire.

Este proyecto, este Trap Wire, se ha dado a conocer gracias a los correos que han sido capturados a la agencia de seguridad privada Stratford. Hay que decir que esta agencia es un grupo de inteligencia que opera paralelamente a los gobiernos. Es por ello por lo que muy pocos sabían de las intenciones que se tenía con este proyecto que, hasta el día de hoy, era secreto.

Los Objetivos ocultos de Trap Wire

Proyecto Trap WirePero, vayamos al grano porque, ¿qué es lo que pretende hacer Trap Wire? Hay que decir que Trap Wire no es otra cosa que un sistema a partir del cual se va a poder interpretar las imágenes que éstas nos devuelven. Una interpretación a partir de la cual se pretende distinguir a los potenciales criminales.

En otras palabras, a través de un software, el cual, estará programada con un sinfín de algoritmos de reconocimiento facial y gestual, se pretenderá identificar con solo sus gestos qué personas tienen una conducta potencialmente delictiva. Entonces, será en ese momento cuando se le realice un seguimiento personal. Pero, ¿en base a qué? ¿Cómo se puede tomar esa medida si no se ha infringido ninguna ley?.

Los problemas de Privacidad en las personas

El problema es que esto se venderá a la ciudadanía como una forma de hacer más seguro nuestro entorno. Sin embargo, gracias a Anonymous y a la cantidad de correos que consiguieron interceptar, por no decir robar, sabemos que este proyecto pretendía poner sobre cada individuo la sombra de la culpabilidad. Y encima, las redes sociales son el mejor caldo de cultivo para ello porque mucha gente muestra sus fotos y sus perfiles de forma abierta, por lo que el escaneo se puede llevar a cabo fácilmente entre gobiernos extranjeros.

Pero no solo eso sino que, además, podrán tener acceso a todos nuestros movimientos a una interpretación de los mismo que no sabemos para qué se puede llegar a utilizar. Un acceso que bajo ningún concepto está permitido y que podrá permitirles manejarnos a su antojo. Es, como muchos teóricos de la conspiración aseguran, el verdadero gran hermano. El ojo que todo lo ve y que, en un futuro no muy lejano, decidirá por dónde debemos ir, qué debemos pensar, qué debemos comprar y cuáles deben ser nuestras inclinaciones en muchos ámbitos de la vida.

Aunque, bueno, las cookies de webs y buscadores ya lo hacen desde hace un par de décadas, por lo que no va a sorprender a mucha gente, y sobretodo al grado de exhibicionismo que vive hoy día la sociedad.