Cómo combatir a la Gente Mentirosa

Mentirosos hay y de toda clase. Están los mentirosos compulsivos en los que la realidad y la ficción se entremezclan sin que ellos sean conscientes de sus propias mentiras. Pueden mentir en situaciones en las que no se encuentran cómodos sobre los temas a tratar. Una de las razones que llevan a la mentira puede ser el sentimiento de inferioridad lo que les hace proyectar una imagen de si mismos que no coincide con la realidad pero con las que se sienten cómodos.

Estas personas están acostumbradas a vivir de esta manera, ya sea por razones de inseguridad y por necesidad de reafirmarse, lo que cuento es lo que soy. Estos mentirosos compulsivos no le hacen daño a nadie salvo a ellos mismos. Por otro lado están los mentirosos que lo hacen por el simple motivo de hacer daño a los demás. Estas personas se sirven de sus mentiras para manipular y sacar beneficio personal de estas mentiras sin tener en cuenta el coste personal que puede llegar a pagar la otra persona con sus mentiras.

gente mentirosa y falsa

Para poder detectar a un mentiroso hay una serie de pistas. Para ser un buen mentiroso hay que tener una buena memoria para poder mantener las mentiras, así que cuando te cuenten algo y al poco te lo vuelvan a contar y las versiones difieran demasiado las unas de las otras, ya sabes que te estas enfrentando a un mentirosos. Cuando te están contando una trola esta va acompañada de una sonrisa falsa. No son conscientes de los movimientos nerviosos que hacen con sus extremidades cuando mienten. Si quieres un extenso informe, te recomiendo el manual para detectar a gente mentirosa que publicamos hace un tiempo en la web:

Suelen tener el tic nerviosismo de tocarse la cara mientras miente y generalmente no nos miran a la cara cuando hablan con nosotros, aunque claro, hay gente buena que tiene esa costumbre o que incluso le sudan las manos o se sonrojan y esto es un inconveniente para ellas (la gente cree que les mienten). Si piensa que te están engañando habla con gente cercana a su entorno y sonsacarle información para saber si lo que te ha contado a ti es lo mismo que le ha contado a los demás.

Si has detectado alguna de estas señales y sabes a ciencia cierta que te han mentido, confrontarlo con esa persona, que sepa que te has dado cuenta y que no te dejas manipular. Si ves que ni con esas deja de mentirte, apártalos de tu vida cuando veas que las mentiras son para manipularte y hacerte mal.

Deja tu comentario