Britanny se cepilla los dientes con caca para ganar un iPhone 5

arale y la cacaNo podía pasar desapercibida esta noticia, por el morbo que despierta entre los usuarios de internet. Hace ya unas semanas que Hunter Moore regalaba un iPhone 5 para quién hiciese la burrada más asombrosa y la mostrase públicamente en un vídeo. Hunter es un loco conocido por llevar a cabo una web de carácter adulto y en la que metía, por así decirlo, de todos un poco: guarrerías, privacidades de la gente, etcétera….

Es curioso observar que entre los competidores, la mayoría eran mujeres puesto que los primeros puestos fueron ocupados por una lamedora de su propio tampón y el primero, se lo adjudicó una tal “Britanny”. ¿Y qué hizo esta chica mexicana de 19 años para ganar el concurso y a su oponente ñampa-tampa? Pues literalmente, y tal como pone el título se cepilló los dientes untándolos previamente en su propia caca.

Atención: Si eres sensible a algunas imágenes NO veas este vídeo bajo ningún concepto.

A algunos les parecerá horrendo, escatológico y un montón de adjetivos para describir y justificar hasta que punto vive una sociedad atontadilla con la tecnología que es capaz de comerse su propia mierda por un iPhone 5. Si fuese Steve Jobs no me gustaría nada mezclar este marketing “marrón” con el blanco de Apple. Un blanco concebido a personas geeks, responsables, modernas y adaptadas a su tiempo….Mamarrachadas! El vídeo no deja de ser una muestra de la generación que se está arrastrando por estas cosas que no dejan de ser un teléfono, porque a mi no me lo venden en la tienda como una freidora o una tienda campaña.

Un iPhone es un teléfono y punto. Que te comas tu mierda por un teléfono es de estar de la cabeza pero algunos se ponen la etiqueta de sociedad “civilizada”. Pero esto no es nuevo, puesto que los que ya sois mayorcitos aquí, habréis escuchado muchos casos de lo que se llega a degradar y rebajar la gente por conseguir droga. Algunos dirán que no es lo mismo, pero los límites entre adicción física y psicológica están muy juntitos en esta era de lo online.

Después de la hazaña de Britanny (su nick), está claro que ya salieron grupos en twitter para seguir con la locura y el hashtag que más se movió fue #girlwhoateshit. Mi conclusión final es que algún día ella crecerá y se hará mayor, mirará su iPhone 5 en el desván de los recuerdos, por el que no le pagarán ni un céntimo….pero su vídeo seguirá en la red, y aunque crea que todo el mundo se olvidará, tendrá que pensar que las personas malas, falsas e hipócritas estarán pendientes de sacarle sus trapos sucios y remover su pasado, que el de ella si que está revuelto: de mierda. Ahora puede sentirse orgullosa, en dos o tres años….me apuesto lo que quieras que su frase será: pero…¿que demonios hice?. A la que hay que recordar con una caca es a la de la foto del post, porque ella si se lo merece.