30 Consejos para tener una buena salud y disfrutar de la vida

Los meses en que acabamos un ciclo, nuestro cuerpo sufre del típico bajón porque se tiene que adaptar a muchas cosas: nuevo trabajo, nuevos estudios, nueva temporada, nuevos amigos, nuevos enemigos,…. Así que para inagurar este “curso escolar” en gentefalsa.com, vamos a centrarnos en lo primero de todo: la salud. Dejando aparte cualquier mal de amores, existen 3 categorías fundamentales para llevar a cabo un nuevo ciclo sin complicaciones: estrés, alimentación y sueño.

disfrutar de la vida

Llevando bien las 3 partes, las demás se pueden combatir más o menos. Como falle alguna de ellas, ya la hemos liado. Por eso, vamos a listar una serie de consejos que no estaría de más imprimirlos y pegarlos en la nevera de tu casa como recordatorio.

10 Consejos para combatir el estrés

  • Tu visión de la vida debe ser panorámica, como si fueses el espectador. Observa lo que ocurre sin fijarte en los detalles de cada situación.
  • No te obsesiones nunca por un problema. Déjalo hasta que te sientas capaz de ocuparte de él.
  • Cuando haya que enfrentarse al problema, que sea de forma directa aunque sea muy desagradable. Te evitará futuras dudas o remordimientos.
  • Cambia tus ideas de vez en cuando y dale un aire fresco a tu ritmo de vida. Tendrás otra perspectiva para opinar y reflexionar. Si no te agrada, vuelve pero al menos siempre tendrás tu opinión personal de las cosas sin que venga alguien a convencerte (o taladrarte la cabeza).
  • Que no te cojan desprevenid@ nunca: cualquier cosa que sepas cómo acabará más o menos, planifícala y anticípate a la situación.
  • No busques culpables cuando tengas una dificultad. Busca las causas y encuéntralas, incluso podrías ser tú mism@.
  • Si no eres popular, no te preocupes ni te atormentes por lo que digan los demás de ti. Como no eres impopular, que más da, ¿verdad?. Y los demás, ¿quiénes son esos?.
  • Márcate un objetivo que sepas que puedas alcanzar. Las metas a veces son inaccesibles (aunque te digan que la palabra imposible no existe) y debes conocer tus propias limitaciones.
  • En el trabajo o en los estudios, evita como siempre el tiempo para cumplir determinadas tareas. No te quejes porque no servirá de nada. Tampoco caigas en la fidelidad absoluta, puesto que es tu vida a la que hay rendirle tributo y no al jefe ni al profesor. Ante todo, que quede esto claro.
  • Todo lo negativo que recibas, absórbelo de la siguiente manera: cierra los ojos un minuto e imagina el mejor momento de tu infancia. Percibe sensaciones, olores y paisajes…y recuerda que ERES TÚ, pase el tiempo que pase. Y que nadie te va imponer sus barreras.

10 Consejos para dormir bien y descansar

  • Cenar poco, dormir bien. No hay mucho que decir.
  • Si no estás de fiesta o de cena, por la noche nada de té ni café. Las revistas te dicen que nada de alcohol, pero en algunas personas es quitarles la “vida”. Si eres cervecero o cervecera, ponte en un calendario la noche que toca, como otras “cosas”.
  • Si tienes la oportunidad, 15 minutos de paseo después de cenar es mejor que pasar directamente al sofá o a la cama. Si tienes un perro, piensa en él cumplir esta recomendación.
  • Si tienes bañera, al igual que la cerveza, márcate un día para un baño caliente en vez de ducha. Tus músculos te lo agradecerán.
  • Irse a dormir a la misma hora cada día. La frase de la noche es “ostia, ya son las tantas. Que tarde… y mañana madrugo”. Apaga la tablet y aparca el celular, y sobretodo, no dejes que los reality de la televisión te atrapen.
  • Cuando te vayas a dormir, no pienses en eso precisamente. Si piensas en que obligatoriamente “tengo que dormir y descansar”, vas a obtener un fantástico bucle. Recuerda escuchar alguna melodía relajante y no quedarte con el estribillo de alguna canción porque sino ya tienes la noche hecha, todo el rato cantando mentalmente.
  • Duerme con almohada. Que no sea de hormigón, ni plana como una hoja de papel.
  • Si no puedes dormir, lee un libro, un cómic o una revista antes que encender el ordenador o levantarse a comer algo.
  • Cambia la melodía del despertador cada semana.

10 Consejos para comer bien o medianamente sano

  • Cumple la ley de las 4 comidas diarias: desayuno, comida, merienda y cena. Lo que no vale es atiborrarse en cada una de ellas. Más por la mañana y menos por la noche.
  • Desayuna en casa antes que en trabajo, el cole o la universidad. Aunque tengas que madrugar más, tu cuerpo te dará las gracias. Estar 15 minutos sentado en cada comida es esencial, y esto implica el desayuno. Seguro que en el bar lo superamos.
  • ¿Seguro que nadie te ha dicho que hay que tomar 2 litros diarios de agua para eliminar toxinas y mejorar los procesos biológicos del organismo? Vamos, yo veo a todo el mundo midiendo en una fuente lo que se está bebiendo. Un par de vasos de agua a media mañana, un buen zumo o bebida refrescante al mediodía y más agua por la tarde es más que suficiente durante cualquier jornada. Si comes mucha fruta, no te obsesiones por los dos litros.
  • Comer poca cena aumenta las ganas de desayunar más por la mañana. Y uno se duerme mejor.
  • Recuerda que en el desayuno se “permiten” toda clase de alimentos.
  • En la cena, y aunque ha muchos les pese, mejor verduras, pescados y carnes no grasas.
  • En las comidas, contra menos azúcar mejor. Sí….¿y los postres? Los festivos son una excepción, que la vida son 2 días.
  • Si no hay otro remedio que un fast food, opta por una ensalada o una hamburguesa más light. Si es posible que esté dentro del menú, porque hay que mirar por el dinero de tu bolsillo.
  • Si hay que ir a un bar o restaurante, se va. Y más, si te invitan y te lo pagan. Lo único que debes evitar son los fritos, los postres dulces, salsas y las carnes grasientas. Cuidado con los restaurantes chinos o hindúes que, aunque sean de poca grasa, son de mucho sodio.
  • Comer es un placer. Si hay algo que de verdad te apetece y va a ser esporádico: por favor, pasa de tonterías, y disfruta de la vida. Los de coca-cola ya lo dijeron en su anuncio. Otra cosa es que tengas una enfermedad o alguna limitación y el médico te lo ha prohibido rotundamente. No pienses que te castiga, hazle caso entonces o, mejor, llámalo y pregúntaselo que para eso están.

¡Carpe Diem! Si te gusta, compártelo. Gracias.