10 Frases para la Gente Mala

gente mala - doctor malignoGente mentirosa, gente falsa, gente mala, gente hipócrita….hay a montones y dónde quieras. La maldad se basa en realizar una acción mala e injusta, y al parecer viene de serie en las personas como el aire acondicionado en un coche. La capacidad de controlar la maldad, la envidia y la mentira es lo que diferencia unas personas de las otras. Algunas aprenden rápido a hacer juicios de valor, pensar sobre la situación e intentan restarle la menor importancia de algunas cosas que otras personas no te perdonarían o que acaban montándose su propia historia para ser malos contigo o con quién sea. Lo curioso de todo esto es que nadie reconoce nunca su maldad y si lo hacemos, siempre se justifica con cualquier cosa para quitar culpabilidad.

No te tomes estas palabras al pie de la letra ni de forma seria. Piensa que ser malo tiene sus grados: no podemos comparar en picar a los timbres de la puerta con quemar un bosque o matar una persona. No podemos meter a todos los “malos” en un mismo recipiente como tampoco a los que se autoproclaman “buenas personas”.

Aquí tienes 10 frases célebres para gente mala, por si necesitas plasmárselas a alguien para que se de por aludido o aludida:

  • El mal que hacemos es siempre más triste que el mal que tenemos (J.Benavente).
  • Para toda clase de males hay dos remedios: el tiempo y el silencio (Alejandro Dumas).
  • Se puede confiar en las malas personas…No cambian jamás (William Faulkner).
  • El verdadero mal de los seres humanos no es lo que sufren sino lo que hacen (Alessandro Manzoni).
  • La mayoría de los males les vienen a los hombres por no quedarse tranquilos en casa (Blaise Pascal).
  • La malicia bebe la mayor parte de su propio veneno (Séneca).
  • Quien no castiga el mal, ordena que se haga (Leonardo Da Vinci).
  • Injusto es hacer el mal al que menos veces te lo hizo (Séneca).
  • Si dicen mal de ti con fundamento, corrígete; de lo contrario, échate a reir (Epícteto).
  • Aquellos cuya conducta incita a la risa, son siempre los primeros a la hora de maldecir (Jean-Baptiste Poquelin Molière).


Publicar


*