10 Frases Célebres sobre los Celos

Una causa frecuente de la rotura entre parejas o amigos son los celos. ¿Por qué sucede esto? No se sabe, depende de cada persona y la forma que tenga de reaccionar ante diferentes situaciones. Lo primero que hay que saber es que para que los celos se produzcan la persona tiene que percibir una amenaza hacia lo que considera propio, y por tanto, responderá de forma emocional.

Lo que pasa que la gente confunde lo que es propio de lo que no es. Las personas son personas, individuales y no pertenecen a nadie. Sí que es cierto que la exclavitud existe de forma ilegal y ha existido de forma oficial, pero los derechos humanos nos “protegen” ante ciertas circunstancias de la vida y no son pocos los países que imponen su código penal ante el impedimento de libertad de un ser humano. Otra cosa ya son las costumbres de un país o su religión.

personas celosas

Las relaciones interpersonales entre parejas son eso: relaciones. No existe un contrato. Y si existe, como en el caso del matrimonio, no hay ninguna cláusula que diga quién es propietario de quién. La vida da muchas vueltas, las personas cambian, hay muchos caminos por recorrer y  la vida es corta como para no saber lo que uno quiere de verdad. Y lo peor, que tengamos que depender de otros. ¡Que triste!.

¿Cuál es la amenaza que percibe la persona celosa?

Existen varios tipos de amenazas pero las más frecuentes son: que la persona amada preste atención a otra persona, que se genere sospecha hacia la pareja o incluso, que no tiene nada que ver con el amor, la aparición del sentimiento0 de envidia hacia otra persona debido a su éxito o a algo que tenga que nosotros no tenemos.

La persona celosa reacciona con una emoción que expresa hacia la interesada o interesado, es decir, su pareja o amigo y lo demuestra con una actitud que puede variar en grado. Hay algunos que lo hacen primero respetando las normas de educación y con preguntas, y hay quién recurre a los gritos, a la violencia y a actos que no son propios de alguien que ama a otra persona.

A partir de aquí, la otra persona responderá y según la respuesta que le de condicionará el estado de celos de la otra persona llegando a ser incluso algo patológico. Vivir con celos es vivir con miedos, dudas, sospechas y una infelicidad que se puede prolongar en el tiempo hasta ser casi autodestructiva.

Pensemos en los asesinatos de parejas, hijos y conocidos que se han llevado a cabo por los celos. Más bien, la respuesta emocional que se desata está marcada fuertemente en los genes más ancestrales, cuando creamos por primera vez nuestro sentido de la propiedad y del “esto es mío”. No controlar esto y no asimilar las conductas sociales desatan en la persona sus instintos más bajos, que no son animales, sino propios del ser humano: venganza, odio y destrucción.

No nos empeñemos en nombrar a los animales puesto que ellos carecen de eso; su instinto agresivo está asociado a la supervivencia. Si nos quedamos sin la persona amado o destrozamos una relación, podemos sobrevivir. ¿Está clara la diferencia?.

Frases sobre los Celos

Para amenizar este discurso que bien seguro lo has vivido alguna vez, o incluso es algo que vives en tus carnes, voy a dedicar 10 frases célebres sobre los celos para que puedan hacerte pensar en lo dicho anteriormente. Y recuerda: es muy importante distinguir el amor de la propiedad. El amor es un sentimiento no físico que implica respuestas físicas. La propiedad es de cosas, no personas.

1. Los celos son el intermediario entre el amor y el odio (Commerson).

2. El hombre es celoso, si ama; la mujer también aunque no ame (Kant).

3. Los celos son el amor propio de la carne (E. Rey).

4. Ser celoso es el colmo del egoísmo, es el amor propio desvirtuado, es la irritación de una falsa vanidad (Balzac).

5. La mujer raramente nos perdona que seamos celosos; pero no nos perdona nunca si no lo somos (P. Toulet).

6. El que es celoso, no es nunca celoso por lo que ve; con lo que se imagina basta (Benvavente).

7. En los celos, hay más amor propio que amor (Rochefoucald).

8. El amor es fuerte como la muerte; los celos son crueles como la tumba (Salomón).

9. El celoso ama más, pero el que no lo es ama mejor (Moliere).

10.  Los celos son un juego peligroso que pueden causar adicción (Anónimo).